Se trata de un nuevo horno que permitirá mejorar  la gestión integral de residuos industriales y ampliar la gama de servicios que INDARSA ofrece a la industria petrolera.

Neuquén, 28 de Septiembre de 2016.-

Tal como anunciara INDARSA a principios de abril, el traslado de la planta de procesamiento de residuos petroleros desde el Parque Industrial de Neuquén (PIN) hasta Añelo, ya es un hecho.

Las obras en el nuevo predio de INDARSA en la localidad petrolera avanzan a paso firme. Ya se concretó la 2º etapa de construcción, conforme al cronograma de trabajo establecido por la empresa a principio de año y una de las novedades es la incorporación de nuevas tecnologías para ampliar y mejorar los servicios.

En esta línea es que se está trabajando en la puesta en marcha del nuevo horno para el procesamiento de cutting y suelos contaminados, que arribó al predio de Añelo esta semana. Con este nuevo equipamiento INDARSA podrá incrementar su capacidad actual de procesamiento para este tipo de residuos en un 150%, ya que la capacidad del nuevo horno es mayor a la del que actualmente está instalado en el PIN.

De esta forma, INDARSA está cada vez más cerca de la puesta en marcha de su nueva planta para la Gestión Integral de Residuos Especiales e Industriales en Añelo, conforme a las exigencias planteadas por la Subsecretaría de Ambiente de la Provincia de Neuquén.

Más cerca, más seguridad, más trabajo

La instalación de la nueva planta de INDARSA brindará nuevos beneficios para toda la provincia.

Allí se podrá tratar la fracción más significativa de los residuos que genera la industria petrolera (que son los que poseen mayor impacto ambiental) como los cutting, los fluidos de perforación y fractura, los fondos de tanque, los lodos de piletas API y suelos contaminados. Además, la cercanía con las zonas de explotación petrolera permitirá que el procesamiento se realice más cerca del lugar donde se generan los residuos, con lo cual se minimizan los problemas durante los traslados, se abaratan los costos y se optimizan los tiempos de trabajo.

Por otra parte, la nueva planta contará con una capacidad de procesamiento proyectada (para residuos de la industria petrolera) para 5.000 M3 .mes, en una primera etapa.
Esta capacidad operativa, mayor a la existente en las instalaciones actuales de la ciudad de Neuquén, generará nuevas fuentes de trabajo para la localidad de Añelo.

De esta manera, estos cambios permitirán dar un mayor ordenamiento a las plantas, tanto la de la ciudad de Neuquén como la de Añelo, dándoles un mayor sustento social, ambiental y operativo.

Pasivo ambiental CERO

Dados los requerimientos de las autoridades de aplicación y como parte del Plan de Gestión Ambiental, que contempla un pasivo ambiental cero, INDARSA comenzó la instalación de esta nueva planta para poder desarrollar su actividad sin interferir con ninguna urbanización y con el fin de continuar trabajando en cumplimiento de las normativas vigentes propias de su actividad. Por ello esta nueva planta ya cuenta con su Licencia Ambiental y avalan su actividad las certificaciones adecuadas (ISO 9001:2008; ISO 14001:2004; OHSAS 18001:2007) que garantizan las buenas prácticas.

Fuente: INDARSA