TRATAMIENTOS FISICOQUÍMICOS DE LÍQUIDOS Y SEMI-SÓLIDOS

En INDARSA los residuos semi-sólidos y líquidos son sometidos a distintos tratamientos fisicoquímicos, de separación, homogeneización y estabilización, previo a su tratamiento por desorción térmica.

CÓMO FUNCIONA

Dentro de los residuos especiales generados por la industria hidrocarburífera, los líquidos y semi-solidos residuales representan un volumen importante a considerar.

Casos de particular importancia son: aguas contaminadas con hidrocarburos, aguas de producción, aguas de flowback, lodos de piletas API, fondos de tanques, lodos y recortes de perforación base agua y base oil.

En INDARSA los residuos semi-sólidos (lodos, barros, recortes de perforación, fondos de tanques), son sometidos a un pre-tratamiento fisicoquímico de separación de fases líquido-sólido, homogeneización y estabilización, previo a su incorporación a tratamiento por desorción térmica en horno rotativo.

Los residuos líquidos (aguas contaminadas con hidrocarburos, aguas de producción, flowback) son sometidos a un pre-tratamiento fisicoquímico de ajuste de parámetros (separación de hidrocarburos, ecualización, ajuste de pH, coagulación-floculación), obteniendo agua industrial que es reutilizada para enfriamiento y lavado de gases en las etapas de tratamiento de emisiones gaseosas en los hornos. Una fracción importante del agua se evapora y la fracción restante se reincorpora al ciclo de tratamiento.

Como subproductos del proceso se obtienen áridos inertes del procesamiento térmico de las fases sólidas y un reaprovechamiento integral de las fases líquidas, sin generar vertidos ni inyección profunda en pozos sumideros.

La fracción de hidrocarburos recuperados en estos procesos, se incorpora a la carga de los hornos como aporte de combustible, favoreciendo el ahorro energético.

AIzaSyA3S7bZI1oToCH8CJPQM7jThVv3kGBrFoo